Story

Un viaje de Kioto a Kumano

El período Heian (794-1.185) fue un momento de avance significativo para Japón. Las artes y la literatura florecieron bajo la corte imperial y el budismo, el taoísmo y otras influencias venidas de China alcanzaron su apogeo.

La espiritualidad y la religión se volvieron temas centrales en la vida cotidiana. La realeza, los nobles, los guerreros y los plebeyos hicieron peregrinaciones desde Kioto a las montañas sagradas de la península de Kii (prefectura de Wakayama) en busca de iluminación.

La península de Kii sigue siendo hoy un destino popular, atrayendo a viajeros en busca de maravillas naturales, parajes relajantes, santuarios y templos de 1.000 años de antigüedad y a menudo de un despertar espiritual.
RESUMEN
· Visitar sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO
· Descubrir los orígenes del budismo Shingon y la importancia de la fe sintoísta de Kumano
· Experimentar tradiciones espirituales interconectadas, montañas sagradas y naturaleza
· Viajar con facilidad entre Kioto, Koyasan, Kumano y el aeropuerto internacional de Kansai

La antigua ciudad de Kioto

Heian-kyo, la actual Kioto, fue construida en 794 por el emperador Kammu y fue considerada "una ciudad de vanguardia". El templo de Toji fue uno de los primeros que se construyeron después de que la capital se trasladara de Nara a Kioto en 796, montando guardia al este de la ciudad.

Treinta años después de su construcción, el emperador Saga nombró al monje budista Kukai (774–835), conocido póstumamente como Kobo Daishi, como el sacerdote principal de Toji. Kukai acababa de regresar de estudiar budismo esotérico en China y había establecido un centro de formación de budismo Shingon en Koyasan.

El templo de Toji en Kioto se convirtió en la sede del budismo Shingon donde sus seguidores podían aprender y practicar. En Koyasan, los devotos podían formarse para convertirse en monjes.

El templo de Toji se reconoce fácilmente por su pagoda de cinco pisos, originalmente construida por Kobo Daishi. Se puede ver desde muchos puntos panorámicos de Kioto, y está a solo 15 minutos a pie de la estación de Kioto.

Kyoto y el té

El sur de Kioto es conocido por su té verde de calidad suprema y los deslumbrantes campos de té que cubren sus laderas. Desde hace 800 años, la zona produce tres tipos de té: matcha, sencha y gyokuro. En el santuario de Iwashimizu-Hachimangu en la ciudad de Yawata, 30 minutos al sur de Kioto, se puede apreciar la cultura local del té y maravillarse con la grandeza de la arquitectura religiosa japonesa.

El santuario se encuentra en la cima del monte Otokoyama, con vistas sobre Kioto y el río Uji. Este extenso complejo es uno de los cuatro santuarios construidos en el estilo Hachiman que existen hoy en día. Este estilo de arquitectura de santuario es característico porque sus edificios parecen estar separados a simple vista, aunque en realidad están conectados. Un camino rodeado por más de 500 linternas conduce al imponente salón principal de color rojo vivo. En el interior, se pueden ver elaboradas tallas de madera de pájaros, monos y otros animales.

Los guías ofrecen recorridos por el interior del santuario dos veces al día, algo que no es muy habitual. Pidiéndolo con antelación, un sacerdote puede hacer la visita en inglés.

Iwashimizu-Hachimangu está rodeado de plantaciones de té. Durante cientos de años, los productores de té de la zona han ofrecido té a los dioses del santuario. Hoy en día el santuario recibe alrededor de 350 tipos de té cada año. La plantación de té Otokoyama se encuentra dentro del complejo del santuario. Su cosecha se dedica al emperador japonés desde 2009.

En los alrededores se puede visitar el templo de Ikkyuji, construido en el periodo Heian. Este templo es donde transcurre la historia de un joven monje llamado Ikkyu en unos dibujos animados japoneses.

Consejos de viaje

De Kioto a Koyasan
Desde septiembre hasta finales de noviembre, un [autobús directo] conecta Kioto con Koyasan, y un [autobús express] va desde el aeropuerto internacional de Kansai (KIX) a Koyasan. En otras fechas, se puede utilizar la amplia [red de trenes] que opera entre Kioto, Osaka y Koyasan.

Koyasan, la montaña de los templos

Kobo Daishi fundó el centro espiritual de Koyasan hace 1.200 años. Tiene más de 117 templos budistas y es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En la montaña, se puede pasar la noche en un templo, degustar la comida vegetariana budista y practicar un método de meditación introducido por Kobo Daishi. Además, hay que visitar el templo de Kongobuji, el cementerio de Okunoin y Danjo Garan. Para más información, se puede consultar nuestro itinerario en Koyasan detallado a continuación.

La ruta de peregrinación de Choishimichi conecta Koyasan con el templo Jison-in en el valle de abajo. Kobo Daishi recorría esta ruta nueve veces al mes para visitar a su madre que vivía en Jison-in (en aquella época no se permitía el ingreso de mujeres a Koyasan).

En esta ruta, se encuentra un sendero hacia el santuario de Niutsuhime, consagrado a dos deidades sintoístas locales que guiaron a Kobo Daishi hacia Koyasan.

Consejos de viaje

De Koyasan a Kumano
Para los más aptos y aventureros, algunas secciones de las rutas de peregrinación de Kumano Kodo salen desde Koyasan hacia los grandes santuarios de Kumano. Si recorrer todo el camino a pie parece demasiado, otra opción es el autobús [Koyasan-Kumano Discovery Bus], que funciona de abril a noviembre.

De Koyasan a KIX
El [autobús express KIX-Koyasan] conecta Koyasan con el aeropuerto internacional de Kansai.

Rutas de peregrinación de Kumano Kodo

Durante el período Heian, los miembros de la corte imperial emprendían el viaje a Kumano, que duraba entre 30 y 40 días. Se hacía incluso varias veces al año, con paradas en los numerosos santuarios y templos del camino. Estos incluían los tres santuarios principales conocidos como los "Kumano Sanzan": Kumano Hongu Taisha, Kumano Hayatama Taisha y Kumano Nachi Taisha.

El respeto de la naturaleza es fundamental para la fe sintoísta de Kumano, y no hay mejor manera de honrar el medio ambiente que una peregrinación a través de los bosques sagrados que recorren las rutas de peregrinación de Kumano Kodo.

Esta región está llena de senderos que se cruzan entre sí para caminar y hacer senderismo, y los niveles de dificultad son variables. La ruta más popular es la de Nakahechi, que va desde Tanabe hasta Kumano Nachi Taisha. Otras rutas muy transitadas incluyen el desafiante Kohechi y las caminatas moderadas a lo largo de la ruta Iseji. Consultar "Visitar el itinerario de Kumano en Wakayama" que se detalla a continuación para sugerencias sobre dónde ir y qué hacer en la región.

Elegir el camino y la experiencia de un emocionante viaje de Koyasan a Kumano.