Itinerarios

Koyasan: Budismo y belleza en las montañas

Un retiro de calma en la cima del monte Koyasan, lugar de nacimiento del budismo Shingon

Bajar

Koyasan es uno de los complejos de templos budistas más importantes de todo Japón. Este complejo monástico de 117 templos y catalogado como Patrimonio de la Humanidad, está dedicado al estudio y práctica del Budismo esotérico Shingon, introducido por el monje Kukai (conocido con el nombre póstumo de Kobo Daishi). Kobo Daishi comenzó las enseñanzas del budismo Shingon en Japón en el año 806 d. C., tras regresar de la China de la dinastía Tang. Diez años después, la corte imperial le concedió permiso para construir el remoto complejo en la montaña que hoy se conoce como Koyasan. Las zonas más sagradas en el complejo son Danjo Garan y Okuno-in. Danjo Garan es el lugar donde Kobo Daishi erigió el primer templo. Al este de Danjo Garan está Okuno-in, donde se dice que Kobo Daishi permanece en un estado de meditación eterna y donde se encuentra su mausoleo, el Kobo Daishi Gobyo. 52 de los 117 templos de la zona aceptan huéspedes para pasar la noche (shukubo). Koyasan es un lugar idóneo para contemplar y alejarse de la vida cotidiana. Koyasan ofrece 1200 años de historia, naturaleza y calma.

Desde la ciudad de Wakayama, hay que ir en el tren de la línea JR Wakayama con destino a Nara y bajarse en Hashimoto. Allí, cambiar de tren a Gokurakubashi, donde el teleférico lleva a los pasajeros al destino final, la estación de Koyasan, a 867 metros de altura sobre el nivel del mar. Si se sale de Wakayama a las 09:34, se llega la estación del teleférico a las 11:07.

La temperatura media es de 11 grados y se recomienda ropa apropiada para la montaña. Las áreas montañosas de Wakayama son muy lluviosas, así que es mejor llevar ropa de lluvia.

También se puede llegar a Koyasan con el servicio de tren exprés desde la estación Osaka Namba hasta Gokurakubashi. Al usar esta ruta es mejor comprar el "Nankai Koyasan World Heritage Ticket ", un billete de ida y vuelta que incluye un pase de autobús de 2 días y descuentos para usar en Koyasan.

Para llegar a Koyasan tras aterrizar en el aeropuerto internacional de Kansai, hay un servicio diario de autobuses a las 10:10. El autobús llega a Koyasan a las 11:55 y se pueden hacer reservas por internet .

Aunque se puede ir andando a la mayoría de lugares de visita en Koyasan, también existe una red de autobuses. Si se tiene pensado usar mucho el autobús, se recomienda adquirir un pase de 1 día disponible en la estación de autobuses fuera de la estación de Koyasan.

Para un toque más personal también existen visitas guiadas. El centro de información al visitante de Koyasan organiza programas personalizados. También se puede participar en una de las tres visitas a pie que se realizan todos los miércoles entre abril y octubre. El centro no tiene un horario fijo de apertura, por lo que es mejor consultar su página web para más información.

1 Koyasan Shukubo Association (oficina central)

Para llegar, se ha de coger uno de los autobuses desde la estación Koyasan y bajarse en la parada Senjuinbashi. La Asociación Koyasan Shukubo organiza estancias en los templos (shukubo), comidas vegetarianas shojinryori y otras experiencias budistas como meditación Ajikan. Disponen de taquillas para las maletas, servicio de alquiler de bicicletas y audioguías (500 yenes). Las audioguías están disponibles en inglés, francés, chino, coreano y japonés.

Ver en mapa
Ver en mapa

2 Almuerzo

Hay varias opciones para almorzar por Senjuinbashi y por la carretera que conecta Okuno-in y el complejo de Danjo Garan. Muchos restaurantes disponen de menús en inglés, así como réplicas en plástico de los platos. Las delicias de Koyasan incluyen koyadofu (tofu seco y congelado) y gomadofu (tofu con sésamo).

Si no se pasa la noche en un shukubo, la asociación Shukubo puede reservar un almuerzo shojinryori en uno de los templos. El precio de los almuerzos veganos budistas son a partir de los 3000 yenes por persona.

OR  

3 Danjo Garan

El complejo Danjo Garan es una de las dos zonas más sagradas de Koyasan. Aquí es donde el monje Kobo Daishi construyó el complejo monástico en lo alto del monte Koyasan en el año 816 d. C. En el complejo se encuentra Konpon Daito, una imponente pagoda de estilo tahoto de 48.5 metros. Contiene exquisitas estatuas e imágenes budistas, así como un peculiar mandala budista tridimensional, una imagen simbólica del universo. El precio de admisión es de 200 yenes.

Se pueden adquirir un pase que incluye la admisión a varios lugares, incluyendo Konpon Daito, en las oficinas de la asociación de Shukubo de Koyasan por 1500 yenes.

Un detalle que puede pasar desapercibido pero que es útil tener en cuenta, es que hay un orden secuencial recomendado para visitar los templos.

4 Museo Reihokan

Aquí se encuentran algunos de los tesoros más valorados de Koyasan. Se construyó en 1921 y alberga innumerables piezas de arte como estatuas de Buda, rollos de escritura decorativos y mandalas. Está al otro lado de la carretera de Danjo Garan y es una buena opción en caso de lluvia. Sin un pase, la admisión normal es de 600 yenes.

Ver en mapa
Ver en mapa

5 Templo principal Kongobuji

En otros tiempos, a Koyasan se le llamaba Kongobuji. Sin embargo, desde 1869 se hace referencia únicamente al templo que se erige en los antiguos emplazamientos de los templos Kozanji y Seiganji: los dos se combinaron para crear un gran templo que funcionaría como el templo administrativo principal del budismo Shingon de Koyasan. Aquí se puede ver Banryutei, el jardín de roca más grande de Japón. Sus voluminosas piedras de granito representan un par de dragones que emergen de un mar de nubes. Las puertas correderas (fusuma) del templo merecen la pena: decoradas con imágenes de las cuatro estaciones y con historias de cuando Kobo Daishi estuvo en China. La admisión son 500 yenes e incluye una taza de té verde en el Shinbetsuden, la zona de descanso. Los poseedores del pase no tienen que pagar entrada.

6 Retiro en un templo Shukubo

De los 117 templos de Koyasan 52 ofrecen alojamiento (shukubo). Los templos sirven comida shojinryori, cocina vegetariana preparada siguiendo las doctrinas budistas. Además, se invita a los huéspedes a que participen en las actividades del templo que incluyen meditación, oraciones por la mañana y otros rituales. Se aconseja llegar pronto para disfrutar de una experiencia completa.

Algunos templos están mejor preparados para albergar huéspedes internacionales, con carteles en varios idiomas y monjes que hablan un segundo idioma. Se recomienda comprobar con la asociación Shukubo de Koyasan qué templos se amoldan a los requisitos de cada uno. Asimismo, se recomienda encarecidamente reservar con antelación. Los pagos se suelen aceptar únicamente en efectivo.

7 Tour nocturno por Okuno-in

Una forma de dejar el mundo de los vivos es participando en el tour nocturno por Okuno-in. Al caer la noche, un monje joven guiará a los participantes a través del camino sagrado de Okuno-in, lleno de linternas de piedra encendidas. Aquí hay más de 200 000 monumentos y tumbas de los mayores señores feudales de Japón. El guía desvelará los secretos e historias de Okuno-in y algunas de las enseñanzas de Kobo Daishi. Hay un tour diario en inglés que parte de Ekoin a las 19:15. Cuesta 1500 yenes y las reservas se pueden hacer a través de la asociación Shukubo de Koyasan o directamente en Ekoin.

El día 20 de cada mes se celebra una procesión de linternas por Okuno-in. La organiza la asociación Shukubo de Koyasan. Prestan linternas a los visitantes y se camina juntos hasta Torodo (la sala de las linternas) donde se lleva a cabo un corto servicio budista. Se sale a las 19:00 de la oficina Ichinohashi, no hace falta reservar y es gratis. La ceremonia del 20 de marzo conmemora la víspera en que, según se cuenta, Kobo Daishi entró en el eterno estado de meditación.

8 Kobo Daishi Gobyo

Después de ver Okuno-in por la noche, nada mejor que visitar de día este lugar lleno de misterio. Tras caminar hasta Gobyobashi, el terreno más sagrado se encuentra a partir del tercer puente. A medida que uno se acerca al santuario más recóndito, entre la arboleda de enormes cedros y tumbas cubiertas por musgo, se experimenta una sensación de solemnidad y quietud. Torodo, una sala de adoración decorada con miles de linternas donadas, se encuentra aquí. Estas linternas son la última parada antes de dirigirse, por detrás de la sala, al Kobo Daishi Gobyo, el mausoleo y lugar de meditación eterna del monje fundador del budismo Shingon. Al acabar el viaje a Koyasan, los visitantes ofrecen honores a Kobo Daishi y oran por la paz en el mundo.

Ver en mapa
Ver en mapa

Los viajes de vuelta a las ciudades de Wakayama y Osaka son de unas 2 horas. Lo mejor es salir de Koyasan un poco después de comer. En la ciudad hay tiendas de recuerdos de Koyasan: artículos hechos a mano, comida regional, cuentas para rezar (juzu) y más artículos budistas.